Buscar
  • Mario Petruccelli

Historia del diseño de sistemas de señales

Los desarrollos desde diferentes momentos de la historia


Los sistemas de señales para imagen global deben responder a funcionalidad, nomenclaturas de legislaciones locales y convenciones para lograr el objetivo comunicacional.



Desde el comienzo, los seres han sentido la necesidad de comunicarse por medio de signos. Las pinturas rupestres describiendo cacerías o las manos en cuevas para dejar una impronta denotan ese impulso de dejar un mensaje.

Los primeros en “diseñar” sistemas de señales fueron los Romanos. La famosa frase:


“todos los caminos conducen a Roma” surge de la red vial mas grande de la antigüedad.


Para poder ayudar a los viajeros a orientarse, los romanos recurrieron a las señales, mapas ( Tábula Peuntigeriana ) y a guías de bolsillo. Hasta la revolución industrial del automóvil en los albores del siglo XX este sistema se mantuvo.


Pero con la necesidad de responder a las nuevas necesidades viales las señales de tránsito evolucionaron.


Pensar en un sistema de señales de tránsito era indispensable. Todo era un caos en las ciudades.

El primer hito lo marco la señal de STOP, creada por William Phelps Eno, considerado el padre de la seguridad vial.



Como verán siempre las necesidades del “orden” y la comunicación generan respuestas. Hoy día nuestra vida está regida por convenciones. Luz roja. Luz verde. Pictogramas, flechas. Todos ellos, piezas indispensables para el desarrollo de los sistemas de señales.


Por otro lado las MARCAS y la identidad corporativa o imagen global como la denomina el gran diseñador catalán Joa Costa (1989), buscan soluciones nuevas para desarrollos arquigráficos y de señalización.

Estas necesidades y las mías propias, han marcado mi perfil de diseñador. El desafío de desarrollar y aplicar sistemas de señales y branding me han llevado a estudiar y especializarme en estas disciplinas.


Más allá de lo meramente académico y cultural han ido surgiendo nuevos temas para dar soluciones a las problemáticas de las capacidades diferentes: Ceguera, Daltonismo, Sordera, Parálisis, etc.

Sin dudas éste universo de la marca y las señales es complejo y debe abordarse muchas veces desde diferentes aspectos y formando equipos multidisciplinarios.


El diseñador solo es el instrumento. El codificador. Y lo maravilloso de estos desarrollos es que una vez aplicados pasan a ser patrimonio del usuario.

La pasión por comunicar. Por llegar a soluciones que mejoren la experiencia de quién las usa, me llevan cada día a innovar y a capacitarme.


Me gusta pensar que la marca es el concepto integrador del producto.

Planificar. Codificar. Diseñar. Pensar y por fin llevar algo invisible, una idea, a un objeto/ mensaje que todos puedan ver.


Me gusta abordar la complejidad de lo simple. Porque lo simple es lo más complejo de realizar.

6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo